Alejandra Pizarnik: Una Voz

2 de enero de 2009

Poesía




Todo hace el amor con el silencio.

Me habían prometido un silencio como un fuego,

una casa de silencio.

De pronto el templo es un circo y la luz un tambor


Esperando que un mundo

sea desenterrado por el lenguaje,

alguien canta el lugar en que se forma el silencio.

Luego comprobará que no porque se muestre furioso existe el mar,

ni tampoco el mundo.


A.P

2 comentarios:

Adrianina dijo...

Me hace acordad a la princesa que creía en los cuentos de hada este poema, muy bello, no lo conocía.

Un beso.:-)

Lucila Flores dijo...

Gracias Condesa Nocturna!